TÍTULO PÁGINA DE INICIO - OCULTO

Tus emociones también se manifiestan en tu intestino

Cada vez que lloras, también lloras por dentro, y aunque suene a hit de un triste grupo indie, no lo es. Sabemos que las emociones se pueden adivinar en la cara de las personas, pero si fuésemos transparentes, también podríamos distinguirlas en nuestro intestino. ¿Quieres saber más? déjame que te lo cuente con mis emails. Además, te llegará mi ebook "SOS tengo SIBO, ¿y ahora qué?".

Los problemas digestivos funcionales están a la orden del día. Cada vez más personas son diagnosticadas de SIBO, parásitos, intestino irritable, alergias alimentarias, intolerancias alimentarias... o cualquier otro diagnóstico relacionado con la digestión.

Y eso en el mejor de los casos, porque hay veces que ni siquiera pueden diagnosticarte qué te ocurre. ¿Cuántos profesionales has visitado ya intentando solucionar esos gases, inflamación, dolor...? y ¡ay! cuando te dijeron que es por el estrés, ahí es cuando quisiste cometer un asesinato... ¿Pero es que cree que me estoy inventando este infierno en el que vivo? .

Además, cada vez estás peor. No sabes qué camino tomar. Te está afectando a tu estado de ánimo. Ya no duermes bien. Estás a la gresca con todo el mundo porque no se enteran de nada. Un dia de estos se te sale el corazón por la boca. Si buscaras en google "Ansiedad", seguro que sale una foto tuya saludando. La tormenta perfecta ocurre en tu mente todos los días con tsunamis de pensamientos negativos que te impiden concentrarte.

¡Hola! Soy Marina

Y me he sentido así durante mucho tiempo hasta que conseguí comprender que mi principal fuente de estrés era yo misma, y que eso me ha llevado a desarrollar problemas digestivos recurrentes.

Tuve la "suerte" de que tras un tiempo pasándolo mal, me diagnosticaron SIBO, y llevo luchando contra él varios años hasta que por fin he conseguido ponerlo a raya. En mi camino he tenido que trabajar mi cuerpo, pero también entrenar fuerte mi mente para hacerla a prueba de bombas. Y ahora por fín sé cómo transmitírtelo a tí para que tú también lo consigas.

Además, es que también tengo la suerte de haber decidido ser psicóloga, porque siempre me ha interesado muchísimo averiguar los entresijos de la mente y entenderla.
Hace ya 15 años que soy psicóloga y aun no puedo decir que entienda a la perfección la mente humana, pero lo que sí que entiendo es cómo tus emociones se relacionan con tu sistema digestivo, y están en comunicación constate.

¿Te identificas con alguna de estas situaciones?